Sola

No tengo más fortuna
que mi pena
y no quiero la ayuda
de los míos.

Quiero llorar tu ausencia
hasta tocar el fondo
de mi abismo.
Avariciosa oculto tu recuerdo
a todo lo que siempre
nos fue ajeno.

Solo,tú y yo mi amor.
Sola yo con mi pena
y con tu ausencia.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

hallazgo

Sin buscarlos
topé con tus poemas
y supe así
que tu también
me amabas.
A veces los humanos
perdemos el futuro
entre silencios.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Encuentro

Apenas un segundo
su mirada se cruzó
con mi mirada.
Sólo fue un segundo.
Después, el siguió su camino
y yo me deje envolver
por mis recuerdos.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Tormenta en el Mar Menor

A veces, cuando los fuertes
vientos de levante
azotan las aguas
de mi pequeño mar,
éste, se crece,
y levanta sus olas
imitando a los mayores.

Desde la orilla
el paisaje se torna tenebroso,
la espuma de las olas
adquiere volúmenes sombríos
y diríase que hasta el cielo
abandona su lugar

Pero el tiempo y el sol
devolverán el orden natural
y gozaré de nuevo
los azules intensos
en sus calmadas aguas.

¡Oh Mar Menor!
Que nadie se confunda
con tu nombre.
Porque eres grande en los sueños
e inmenso en tu belleza.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Toledo

Visito Toledo
y recobro mi infancia
en cada una de sus calles;
llego al Callejón de San Ginés
y entro en la casa
donde vi la luz
por vez primera.
Aquel patio de grandes dimensiones
es hoy un pequeño lugar
de apenas unos metros.
¿cómo se mide el espacio
en la niñez?

Intento correr por la Cuesta de la Sal
pero, ni su tamaño ni mis piernas
hoy me lo permiten.
Solo la Catedral sigue siendo la misma,
y reviven en mí los miedos ancestrales,
la oscuridad de sus capillas
hace que los viejos temores
resuciten
y vuelva a temblar pensando
que su inmensidad pueda atraparme.

Y atrapada en la visión de sus cadenas
alzo mis ojos a San Juan de los Reyes
y recuerdo los fríos días de invierno
cuando entrabamos en Toledo
por la majestuosa puerta del Cambrón.

Y vuelvo a amar la ciudad,
mi ciudad,
a la que amaron tantos otros
antes que yo
y a la que tras de mi
amaran las generaciones venideras.

Toledo recobrado
como herencia graciable
del destino.
En esta ciudad
en sus calles que me vieron crecer
he vuelto a ser feliz.

Publicado en Uncategorized | 1 comentario

Esta noche

Esta noche
podría armar mi poema
como un rompecabezas;
un verso de amor,
o desamor,
que todo se me mezcla,
otra estrofa por el dolor
del abandono.

Palabras que bailan
y juegan a saltar
en mi cabeza,
yo como defensa
apago la luz
y cierro los ojos
intentando dormir.
Pero no soy la dueña
de mis versos,
son ellos los que mandan,
ellos los que deciden
el cómo y el cuándo.

Por eso vuelvo aquí
a la palabra
y me dejo llevar
por su capricho
y escribo y escribo
sin saber para quien
ni para qué,
sólo, porque si sé,
que no podría hacer
ninguna otra cosa.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Para Mario

En mi mano reposa
tu pequeña manita
niño mío,
mi abrazo
abarca tu universo
mientras tu mirada
me lleva al infinito.

Dulces ojos los tuyos
niño mío,
en ellos quisiera contemplarme
el resto de mi vida,
quiero verte crecer
niño mío,
sin que nada se interponga
en tu camino

Sueño verte mañana
Hombre mío,
ganándole a la vida
tu derecho a ser libre
para abrazar también
los ojos de otros niños.

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

La herencia

Hoy me he visto
en un juego de espejos,
y el peso de los años
ha cerrado mis ojos.

La sombra de mi madre
ha cruzado ante mí;
su cuerpo es ya mi cuerpo,
el temblor de sus manos
lo siento como mío
y el blanco de mi pelo
es el blanco de todos los que fueron
antes que yo.

Galería de fotos
cargadas de nostalgia,
rostros envejecidos
que ahora me resultan
más cercanos.
En vosotros, mis viejos,
mis mayores
me reconozco ya.

Pero he de tomar
la antorcha de la saga
y soñar con que el día de mañana
los que me siguen, puedan
reconocerse en mi.

Publicado en Uncategorized | 1 comentario

Calor

Hace calor,
las sábanas
se pegan a mi cuerpo
como una doble piel
y este extraño sopor
me regala el insomnio.

Podríamos
hacer el amor
desesperadamente
o jugar a las cartas
hasta el amanecer.

Pero, no cruzaré
la puerta de tu alcoba
ni gritaré tu nombre
diciendo que estoy viva.

Porque hace calor
pero no el suficiente
para romper el hielo
que cubre nuestras vidas.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Volver a casa

Volver a casa,
retornar a la Ítaca soñada
y ser de nuevo
la dueña de mis horas.

Volver a casa,
reconocer en ella mi paisaje,
llenarme con su luz
y hallar en sus rincones
la alegría.

Volver a casa,
acariciar la isla salvadora
y ser así feliz
sin miedo y sin cautela.

Volver a casa,
gozar lo cotidiano
y amasar con el goce de los días
un futuro de paz
y de sosiego.
Y volver; siempre volver.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario